CONSEJOS PRÁCTICOS A TOMAR EN CONSIDERACIÓN EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEOS DURANTE EL 2012.

Con la llegada del año 2012, renace el espíritu, se renuevan las ganas y la determinación para llevar a cabo nuestros proyectos, planes y hacer realidad nuestros sueños. Tomando en cuenta la evolución de la oferta laboral durante los últimos años, es bueno que analicemos cuáles son los factores que más influirán para que consigamos empleo este año 2012.

Es bueno precisar que algunas cosas no han cambiado. La situación sigue siendo difícil, puesto que aun muchas personas se ven obligadas a competir por oportunidad laboral, la cual escasean.

En tal razón es necesario obtener las herramientas adecuadas que nos permita mejorar nuestras búsquedas laborales, ampliar nuestras oportunidades para hacer contactos profesionales y encaminarnos asía una carrera profesional que se adecue a nuestras habilidades.

A continuación ofrecemos 10 consejos prácticos para que tengamos una búsqueda laboral exitosa en este año 2012:

1. Crea una estrategia de búsqueda. Los empleadores odian recibir solicitudes de candidatos que no reúnen los requisitos para los puestos ofrecidos. Así que es tiempo de dejar de enviar solicitudes sin ton ni son. Estás perdiendo tu tiempo y le estás haciendo perder tiempo alreclutador. Lee con atención las ofertas y determina si podrías realizar la mayoría de las tareas requeridas si comenzaras mañana mismo. Según un pronóstico laboral reciente de CareerBuilder, los empleadores no están logrando encontrar candidatos que reúnan los requisitos para los puestos vacantes, así que aprende a adaptar las habilidades que posees a las exigencias del empleo y dedica tiempo a preparar mejores currículum vítae y cartas de presentación en lugar de enviar un currículum genérico a cada oferta.

2. Define tus metas y tu dirección profesional. Puede ser un desafío detenerte a pensar “¿Qué quiero realmente de mi empleo?”. Es posible que algunas veces las respuestas sean simplemente el sueldo o los beneficios, pero la verdad es que deseas que tu empleo te ofrezca más que sólo dinero. Tu carrera profesional debe satisfacer no sólo a tu bolsillo. Al definir lo que deseas obtener del empleo y lo que ofreces como candidato, comienzas a perfeccionarte en la tarea de solicitar empleos que estén más de acuerdo con tus metas profesionales generales. Al tomarte un tiempo para definir tu dirección y características profesionales, puedes determinar cuáles son tus cualidades más atractivas y cuáles son las habilidades más valiosas que debes vender a tu empleador. Asegúrate de que tus cuentas de redes sociales sean profesionales si las utilizas como parte de la búsqueda. Y si no lo son, cuídalas muy bien, porque cada vez más empleadores filtran candidatos según sus perfiles sociales.

3. Diversifica tu búsqueda. Aunque los empleadores siguen utilizando sitios como CareerBuilder, muchos están diversificando los métodos para ponerse en contacto con personas que buscan empleo. Es necesario que sea fácil ponerse en contacto contigo en cada uno de esos canales. Ya sea por redes sociales o eventos locales para hacer contactos profesionales, utiliza la tecnología actual para difundir más aún el mensaje acerca de tu dirección y tus características profesionales. La búsqueda laboral de la actualidad se puede resumir en una palabra: empuje. Cuanto más varíes tus esfuerzos, más oportunidades se te presentarán y más te adelantarás al resto. Además, debes conocer tu sector de la industria y las tendencias actuales. Es posible que las empresas manufactureras todavía exijan hacer la solicitud en persona, mientras que las agencias de publicidad digital quizá esperen una carpeta de trabajos electrónica mucho más elaborada a la que se pueda acceder por internet.

4. Evalúa tus habilidades y suma otras. Quizá tus habilidades no están al día para la mayoría de los empleos que se ven en el mercado o quizá están un poco faltas de práctica. Para refrescar las habilidades que no estás utilizando, realiza cursos en línea o en colegios comunitarios. También podrías considerar volver a la universidad. Hay fondos del gobierno y otros programas a disposición de las personas desempleadas que buscan empleo y quieren inscribirse para continuar con su educación a fin de posicionarse mejor en la fuerza laboral actual.

5. Distínguete. Ya sabes que definir tu dirección y tus características profesionales puede ser útil para diferenciarte de la competencia. Cuando un empleador pregunta “¿Por qué debería contratarlo?”, ya tendrás una lista de tus mejores cualidades. A medida que surjan empleos para los cuales te tengas confianza, haz algo que te ayude a destacarte y quedar en la memoria del reclutador o el gerente de Recursos Humanos. Investiga y, antes de solicitar el trabajo, averigua el nombre del gerente de contrataciones o alguien que esté al frente del departamento al cual pertenece el puesto y comunícate con él en forma directa. Utiliza la información deLinkedIn a tu favor. Preséntate brevemente y hazle saber que has solicitado el empleo y que esperas mantenerte en contacto. Después de la solicitud, no viene mal hacer un seguimiento por las redes sociales para compartir tu entusiasmo por el puesto.

6. Escucha de manera proactiva. Buscar empleo puede ser tedioso y uno se concentra tanto que a veces es fácil olvidarse de escuchar, investigar o analizar las conversaciones. Presta atención a cómo se comunican los empleadores con relación a temas laborales a través de las redes sociales y sus sitios web, y cómo puedes hablarles en su mismo lenguaje. Ponte en contacto con otras personas que busquen empleo o con expertos en carreras profesionales y observa qué métodos puedes adoptar de sus estrategias de búsqueda laboral. Únete a conversaciones de Twitter y a ferias profesionales por internet para conectarte con más empleadores y ampliar tu red de contactos. Sólo asegúrate de que mientras das a conocer tu dirección y características profesionales, dediques tiempo a escuchar cómo hacen otros para tener éxito en su búsqueda.

7. Establece metas. La meta general puede ser conseguir empleo o cambiar de empleo, pero cuando desglosas esa meta en metas más pequeñas, preparas un camino de más éxitos y menos frustraciones. Cuando sólo te diriges al gran objetivo, puede ser descorazonador cuando necesitas mucho tiempo para alcanzarlo. Elije metas mensuales, tales como sumarte a organizaciones profesionales u ofrecerte como voluntario en organizaciones sin fines de lucro que te permitirán flexibilizarte y utilizar tus habilidades. Cuando seas capaz de crear una lista de tareas pendientes y asumir la responsabilidad de alcanzar estas metas, te sentirás mejor contigo mismo. Esa “autoiniciación” puede verse en tu búsqueda laboral y en las entrevistas como un ejemplo muy positivo de tu carácter. Al obligarte a dirigir tu atención a metas más pequeñas, continúas haciendo contactos profesionales con nuevas personas que te pueden ayudar en tu búsqueda.

8. Prepárate para todo. Nunca puedes predecir cuándo te van a llamar para una entrevista presencial o por teléfono, así que siempre debes estar listo. Debes asistir a la entrevista con al menos cinco ejemplos que demuestren tus mejores cualidades. Cuando quieran ejemplos de éxito en la vida real o de cosas que harías de manera diferente, tenlos preparados. Si has trabajado como voluntario o has aprendido nuevas habilidades como autodidacta, recuerda mencionarlo. Ensaya para las entrevistas con mentores o amigos para no improvisar, ya que esto podría reducir la probabilidad de que te muestres de la mejor manera. Deja al entrevistador números de teléfono o referencias que te respalden con recomendaciones.

9. El pensamiento positivo puede conducir a resultados positivos. Usa tu búsqueda profesional como un período en el que veas cada situación como una oportunidad de aprendizaje. Por supuesto que siempre habrá momentos de frustración y desesperanza. Pero no te rindas ni dejes de creer que el empleo adecuado está esperando por ti. Usa el tiempo para reevaluar el camino que has elegido en el mundo profesional, lo que podría conducirte a una carrera más satisfactoria. Las actitudes positivas son también contagiosas; cuanto más positivo seas, más probable será que los demás estén dispuestos a hacer un esfuerzo especial por ayudarte.

10. Mantén un equilibrio. La búsqueda laboral puede consumir muchas de tus energías. Establece un horario o una rutina para no agotarte. Asegúrate de descansar mucho, hablar con tus amigos y tu familia, mantenerte activo y dedicar tiempo a hacer cosas que disfrutas. Tómate tiempo para entretenerte con un videojuego, salir a correr o jugar con tus mascotas; haz lo que sea necesario para recomponerte.

Encontrar el empleo perfecto es posible, pero debemos trabajar, esforzarnos, y tener fe en que llegaremos a destino de éxito. Si somos proactivo, conectamos con otras personas y tenemos una actitud positiva, seremos capaces de superar algunos de los obstáculos más grandes en nuestras búsquedas laborales en 2012.

 

Publicado el 4 de enero de 2012 en Importante, NOTICIA. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: